Busca Tu Receta Favorita aquí:

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Red Velvet Cupcakes (Ponquesitos de Terciopelo Rojo)


Esta es mi publicación número 100 y quería aprovechar esta ocasión para darles una de mis recetas de cocina más espectacular!!! pero que al mismo tiempo es muy sencilla de preparar.
La verdad es que estos cupcakes (ponquesitos, magdalenas) son verdaderamente atractivos a la vista ya que son de color rojo intenso y los sirven con una exquisita cubierta de queso crema, esta combinación crea un sabor tan especialmente delicioso que es imposible resistirse a ellos.
Si están buscando una receta de postres para lucirse esta es sin duda la más impresionante de todas.


Les cuento que la primera vez que vi estos cupcakes (ponquesitos, magdalenas) fue en su País de origen: Estados Unidos (USA) específicamente en la ciudad de Atlanta, la verdad es que me quede tan impresionada que me moría por comerme uno!!!
Mil cosas me pasaron por la cabeza pensando que ingrediente secreto era aquel que le daba ese espectacular color rojo llegué a creer fervientemente que era remolacha pero no... son la combinación de colorante para alimentos rojo, el vinagre y el cacao...
Aparentemente el vinagre cuando se mezcla con el cacao produce una reacción química que ayuda a resaltar los tonos rojos presentes en el cacao en polvo.

El sabor de estos cupcakes (ponquesitos, magdalenas) es tan impresionante como su apariencia, ya que todos sus ingredientes se combinan perfectamente para crear uno de los sabores a chocolate más espectaculares que puedas imaginar con el delicioso aporte de la cubierta de queso crema que le da un toque de frescura y dulzura verdaderamente diferentes.

Honestamente siento que me quedo corta al describir el delicioso sabor de estos cupcakes (ponquesitos, magdalenas), así que en este caso les recomiendo más que nunca que realicen esta espectacular receta.  

Anteriormente les comenté que me gusta celebrar mes a mes el nacimiento de mi bebita, para esto he decidido realizar postres en presentaciones individuales, para el primer mes preparé unos deliciosos cupcakes (ponquesitos) de vainilla empleando como receta base la de mi adorada torta de vainilla, adicionalmente los decoré con una deliciosa cubierta de queso crema.
Para el segundo mes preparé unos irresistibles volcanes de chocolate y nutella con los que impresioné a toda mi familia.
Para el tercer mes, se nos presentó un inconveniente familiar... pero mi mamá nos preparó unos deliciosos panqués de vainilla utilizando como base la deliciosa torta de vainilla, increible pero cierto, dependiendo de la presentación de este delicioso pastel se siente un poco distinto su sabor pero siempre queda muy rico!
Para el cuarto mes, preparé unos maravillosos brownies, con la diferencia de que sustituí la margarina por mantequilla y les cuento que mi familia quienes son adictos a mis brownies me dijeron que estos fueron los mejores que he preparado en mi vida así que por ahí les dejo ese tip.
Y finalmente para el quinto mes le preparé estos espectaculares red velvet cupcakes (ponquesitos de terciopelo rojo).


Todavía no se que prepararé los meses venideros para seguir con nuestra celebración familiar, pero si de algo estoy segura es que seguiré cocinando postres en versiones individuales porque quiero que su primera torta (pastel) sea para su primer cumpleaños y haré todo lo posible para que sea espectacular!!!!

La receta de hoy sirve para preparar cupcakes (ponquesitos, magdalenas) o una torta (pastel completo).
Si piensan preparar una torta completa, les recomiendo que utilicen varios moldes angostos del mismo tamaño o un molde alto, de manera que puedan elaborar esta torta intercalando capas entre torta y cubierta de queso crema ya que así es como se presenta tradicionalmente.

Para mi versión del red velvet perfecto estuve buscando muchas recetas tomé un poco de cada una y les confieso que mi favorita es la de Oswaldo Gross Chef pastelero del gourmet.com a quien admiro muchísimo!! es por ello que mi versión guarda mucha relación con la suya.

Receta:

Ingredientes:

2 y 1/2 Tazas de Harina 
2 y 1/4 de Tazas de Azúcar
1/4 de Taza de Cacao en Polvo
1 y 1/2 Cucharadas de Bicarbonato de Sodio
1/2 Taza de Mantequilla sin Sal a temperatura ambiente (blanda)
3 Huevos
1 y 1/2 Tazas de Buttermilk (En caso de no disponer de buttermilk se puede sustituir por leche y jugo de limón)
1 y 1/2 Cucharadas de Vinagre
1 Cucharada de Vainilla
2 Cucharadas de Colorante Líquido para Alimentos de color Rojo
1 Cucharadita de Sal

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es batir los huevos con la mantequilla, el azúcar y la vainilla hasta obtener una consistencia uniforme.


En este punto, agregamos  la harina, el cacao y la sal, batimos hasta obtener una consistencia uniforme.


Luego debemos diluir el colorante rojo en el buttermilk y lo agregamos poco a poco a la mezcla anterior sin dejar de batir.


En una taza mezclamos el vinagre con el bicarbonato de sodio. Debemos tener en cuenta que al combinar el vinagre con el bicarbonato de sodio se produce una gran cantidad de espuma.
El vinagre ayuda a desplegar los tonos rojos presentes en el cacao y el bicarbonato ayuda a resaltar su intenso sabor.


Luego mezclar la combinación de vinagre y bicarbonato con el resto de los ingredientes hasta que obtengamos una consistencia uniforme.


Si queremos hornear cupcakes (ponquesitos, magdalenas) debemos emplear los moldes para porciones individuales y llenarlos las 3/4 partes.
En caso de preparar una torta podemos utilizar dos moldes angostos de 20 cm, o uno alto que nos permita cortar el pastel en capas para posteriormente rellenar nuestro red velvet con la cubierta de queso crema.


Debemos hornear de 15 a 20 minutos a 180 grados centígrados. Sabemos que están listos si al insertar un palillo en el centro este sale seco.
Una vez listos nuestros cupcakes (ponquesitos, magdalenas) esperamos que se enfríen y decoramos a gusto con la cubierta de queso crema
En el caso de estar realizando un pastel red velvet, una vez listo debemos esperar a que enfríe y posteriormente lo rellenamos y lo decoramos con la cubierta de queso crema.

mmmm!!!
Tips:

En caso de no disponer de buttermilk, se puede sustituir por una mezcla de leche entera y jugo de limón. Esta mezcla se debe dejar reposar por 10 minutos antes de ser usada.