Busca Tu Receta Favorita aquí:

miércoles, 18 de mayo de 2011

Cheesecake


Esta vez les traigo la Cheesecake al mejor estilo New York, esta es sin duda para mi la receta de pastel de queso que más se acerca a la original pero con un rico toque personal.
Anteriormente les había dado la receta de la cheesecake ligera, la cual a pesar de ser rica no esta ni cerca de  lo deliciosa de esta...

Creo que ya les había comentado que la cheesecake es el postre favorito de mi suegra, para mi es una persona muy bella y a quien considero mi segunda madre, es por ella en especial que preparo esta deliciosa receta de cocina, siempre me aseguro de que nunca falte para su cumpleaños y/o para el día de las madres.

Todos los que prueban esta torta dicen que es la mejor que han comido en sus vidas, la verdad es que tiene muchos admiradores, es por ello que decidí compartirla con ustedes para que la prueben y consientan a todas esas personas especiales para demostrarles lo mucho que las quieren.

La verdad es que considero que es un postre muy elegante a la vista, la crema de queso es muy suave al paladar, la base de esta torta de queso es especialmente crocante ya que lleva mi toque personal (frutos secos), sin contar con la compota de fresas que aparte de brindar un hermoso efecto visual, complementa la armonía de este delicioso cheescake creando una explosión de sabores y texturas en la boca que invitan a deleitarse con la misma.

Lo que más me gusta de este postre es la sencillez del mismo, esta es una receta de cocina verdaderamente sencilla, tanto que si nunca han preparado un postre les puedo decir que este definitivamente es un de los primeros con los que se pueden aventurar.

Receta:

Ingredientes:

Para la Base:
50 Gr  Galletas Dulces
50 Gr  Nueces
50 Gr  Avellanas
50 Gr  Almendras
1/4 Taza  Mantequilla Derretida
1/4 Taza  Azúcar

Para el Relleno:
750 Gr Queso Crema (De la Mejor Calidad que Consigan)
1 Taza de Crema de Leche
2 Cucharadas  de Jugo de Limón
1/4 Taza Fécula de Maíz (Maizina)
3/4 Tazas Azúcar
2 Huevos
Vainilla al Gusto

Para la Compota de Fresas:
200 Gr de Fresas
1/2 Taza de Azúcar
1/4 Taza de Agua
1 Cucharada de Fécula de Maíz (Maizina)
1 Pizca de Nuez Moscada
1 Pizca de Canela
1 Pizca de Jengibre
1 Clavo de Olor

Preparación:

Necesitamos un molde para tortas de desmoldado fácil, de aproximadamente 25cm de diámetro, con la finalidad de poder sacar la cheesecake de este sin que se formen grietas.
Para que no se nos quede pegada la cheesecake al molde, debemos preparar este, colocando papel parafinado (papel encerado para hornear) en la base, además debemos engrasar todo el molde con abundante mantequilla, incluyendo la base de papel.

Para la Base:

Lo primero que debemos hacer es triturar las galletas, las nueces, las almendras y las avellanas, colocamos todo esto en un bowl y lo mezclamos con la mantequilla derretida y el azúcar.
Una vez que se integren bien todos los elementos mencionados en el paso anterior, agregamos esa mezcla al fondo del molde de torta, y la distribuimos  cuidando que quede compacta y pareja.
Luego se lleva a hornear a 175°C por 10 minutos y reservamos en un lugar fresco, para que se enfríe y pueda recibir la mezcla del relleno.

Para el Relleno:

Mezclamos el queso crema a temperatura ambiente con el azúcar, hasta obtener una mezcla uniforme y sin grumos.
En este punto agregamos los huevos uno por uno y batimos hasta que se integren por completo a la mezcla.
Luego diluimos la fécula de maíz en el jugo de limón y lo agregamos a la mezcla, batimos hasta que se integre bien.

Por último, agregamos la crema de leche, mezclamos un poco hasta obtener una mezcla uniforme.
Para armar la torta, debemos agregar la mezcla del relleno a nuestro molde con la base crocante, previamente fría, llevamos a un horno en baño de maría a 175°C por una hora aproximadamente.

Sabemos que nuestra cheesecake esta lista cuando presenta una consistencia blanda pero firme, debemos dejarla refrescar dentro del horno con la puerta entreabierta para evitar que le salgan  grietas.

Una vez que nuestra torta este en una temperatura fresca, la retiramos del horno, la cubrimos con papel plástico (envoplast) y la llevamos a la nevera (heladera, refrigerador) para que se enfríe por 3 horas como mínimo.
Antes de servir nuestro delicioso pastel de queso, lo desmoldamos con mucho cuidado para que no se formen grietas. 

Para la Compota de Fresas:

En una olla a temperatura baja, agregamos las fresas, la mitad del agua, el azúcar, la nuez moscada, la canela, el jengibre y el clavo de olor, mezclamos ocasionalmente para ayudar a romper un poco las fresas.
Una vez que nuestras fresas estén bien blandas, y la compota tome un color rojo transparente, agregamos la fécula de maíz previamente diluida en el resto del agua, mezclamos bien hasta obtener una consistencia espesa.

En este punto, dejamos refrescar y la llevamos a la nevera (refrigerador, heladera) hasta que sea el momento de servir.



La cheesecake es un postre que se debe servir frío, que es la forma favorita de mi suegra, acompañado de la rica compota de fresas la cual  es la versión más popular o como le gusta a mi esposo con una deliciosa salsa de chocolate.




La Delicada Cheesecake!!!
Tips:

Se pueden sustituir las fresas por cualquier otra fruta que les guste.
La compota de fresas se puede sustituir por crema de chocolate o dulce de leche.
La crema de leche se puede sustituir por crema agria.

Espero que disfruten de este delicioso postre y se luzcan con sus   familiares y amigos más cercanos tanto como yo.