Busca Tu Receta Favorita aquí:

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Masa para Tartas


Y estoy de vuelta en la cocina, después de todo este tiempo...
Si han seguido mi blog deben saber que estoy embarazada y no me fue tan bien en el primer trimestre, pero como ya me siento bien pude regresar a mi amada cocina y por supuesto nunca los he olvidado así que aquí estoy de nuevo compartiendo mis recetas favoritas del mundo con ustedes.

Esta vez quiero compartir con ustedes mi masa para pie favorita, además de como fue que la consegui...

Les cuento que en mi búsqueda por la receta de masa para tartas perfecta me conseguí el blog de Pim: Chez Pim, la verdad es que es demasiado fácil de preparar y sirve para hacer la tarta o pie que se les ocurra ya sea dulce o salada.
Esta masa para mi es excelente porque aunque es crujiente mantiene muy bien su forma de manera que se puede cortar sin problemas, además se puede usar suficiente harina para estirarla sin correr el riesgo de que se endurezca o se vuelva quebradiza.
Otra cosa que me encanta de esta masa es que no tengo que hornearla primero para después colocar el relleno, pues se puede agregar el relleno con la masa cruda y obtener un pie estupendo!!

La cantidad de ingredientes que les presento hoy es para hacer un pie en un molde de 24 cm, esto incluye la base y la tapa.

Receta:

Ingredientes:

 2 1/4 Tazas de Harina para todo uso
225 gr Mantequilla  con Sal bien fría
1/4 Taza de Agua fría

Utensilios:

1 Brocha de Repostería
1 Cornet (espátula de panadería)

Preparación:

Primero agregamos la harina en la mesa.
Luego cortamos la mantequilla en trozos grandes y la agregamos sobre la harina.
Con la parte baja de la palma de la mano, debemos presionar la mantequilla para que se valla uniendo con la harina.


Adicionalmente debemos ir cortando la masa con la espátula de panadería de manera que se vea en forma de hojuelas.
En este punto, hacemos una especie de pozo en el centro y agregamos el agua.
Con la ayuda de los dedos, distribuimos el agua para que se integre a la masa y vamos presionándola con las palmas de las manos hasta darle una forma redonda.

Una vez redondeada la masa, debemos envolverla en papel plástico (envoplast) y la llevamos a la nevera por 30 minutos o hasta que este bien fría.

Pasado este tiempo, sacamos la masa de la nevera, la desenvolvemos y la colocamos sobre la mesa bien enharinada y la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta formar un rectángulo.
Una vez bien estirada la masa, sacudimos el exceso de harina. 
Es importante  colocar tanta harina como necesitemos para que no se nos pegue la masa al rodillo ni a la mesa, simplemente sacudiendo el exceso de harina con una brocha de repostería es suficiente para que la masa no se endurezca.
Después de eliminar el exceso de harina, doblamos la masa en tres partes, la estiramos de nuevo.
Debemos repetir este paso al menos dos veces.
En este punto cortamos la masa justo a la mitad.
Una vez dividida la masa en dos partes, debemos formar dos esferas,  envolverlas en papel plástico (envoplast) y llevarlas a la nevera hasta que las vallamos a utilizar. 
Esta masa me encanta para realizar pies o tartas de frutas ya que se convierten en una deliciosa mermelada mientras la masa se cocina y se vuelve crujiente.

Tips:

No tengan miedo de utilizar tanta harina como necesiten para estirar esta masa, ya que no corren el riesgo de dañarla siempre y cuando retiren el exceso de harina con ayuda de la brocha de repostería.
Si son de las personas que tienden a presentar unas manos tibias, les recomiendo lavarlas con agua bien fría antes de comenzar a trabajar esta masa.

Espero que prueben esta sencilla pero deliciosa masa, creando su pie o tarta predilecta y me cuenten como les fue.