Busca Tu Receta Favorita aquí:

viernes, 13 de agosto de 2010

Glasé Real


Una opción muy común para decorar tortas infantiles y de cualquier otra ocasión, además de magdalenas, ponquesitos y galletas es el glasé real.
El glasé real es muy fácil de hacer, pero para realizar decoraciones con este debemos practicar primero ya que se utiliza con espátulas y mangas, a diferencia de la pasta de azúcar que es super fácil de modelar.

El sabor y la textura crujiente que adquiere el glasé al secarse me transportan de inmediato a mi infancia...
Y es que recuerdo que cuando era una niña en mis cumpleaños y en los de mis hermanos mi mamá preparaba sus famosas tortas de vainilla y mi tía Maria siempre las decoraba utilizando el glasé real, recuerdo que siempre quedaban espectaculares para mi eran verdaderas obras de arte comestibles.

Una cosa que pueden hacer para decorar con este glasé si se están inicando en esta área como yo, es comenzar con decoraciones simples, les cuento que la imperfección también aporta belleza, recuerden que lo importante  es que las recetas que realicemos  se vean y estén provocativas, además lo que más dignifica es el hecho de prepararlas con nuestras propias manos.

Receta:

Ingredientes:

3 Tazas de Azúcar Impalpable
2 Claras de Huevo
El Jugo de 1 Limón

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es tamizar el azúcar impalpable.
Luego debemos batir las claras a punto de nieve.
En este punto vamos agregando el azúcar impalpable poco a poco.
El glasé real tiene varios puntos, los cuales podemos conseguir cuando estemos agregando el azúcar, de manera que para bañar unas galletas o una torta y obtener una superficie delgada y brillante debemos  agregar aproximadamente una taza de azúcar estará listo cuando obtengamos una consistencia liviana.

Si queremos hacer figuras con una manga debemos terminar de agregar el azúcar, sabemos que esta listo cuando al levantar el batidor o la espátula se forman picos firmes.
Y si queremos hacer flores, hojas o diseños más complicados debemos agregar aproximadamente una taza más de azúcar hasta obtener una consistencia mucho más firme que la del punto anterior.

A mi me gusta agregar el jugo de limón al final, pero si quieren lo pueden agregar al principio con las claras de huevo. No omitan este paso ya que el jugo de limón brinda mayor brillo además de un rico sabor a nuestro glasé.
Para colorear el glasé real podemos utilizar colorantes en polvo o en gel.

Si queremos utilizar varios colores, debemos separar el glasé en tantos envases como colores queramos y vamos mezclando con el colorante poco a poco hasta obtener el tono deseado. 


Tips:

Para obtener decoraciones más lindas debemos practicar con anterioridad varias veces hasta que nos sintamos cómodos trabajando con este glasé. 

 Me gustaría mucho que me cuenten sus experiencias con este glasé.