Busca Tu Receta Favorita aquí:

miércoles, 9 de junio de 2010

Salsa Bolognesa


Adoro esta salsa de origen italiano, me parece que es muy versátil y la uso en muchas de mis recetas de cocina como el pasticho (lasagna), sin dejar de lado las pastas cortas, largas y hasta la pizza. Además la utilizo para rellenar berenjenas, calabacines, para preparar la deliciosa Musaka Griega, entre otros.
A continuación les dejo mi versión de esta receta básica.

Receta:

Ingredientes:

3 Kg de Tomates bien maduros
1 Kg de Carne Molida
1 Cebolla redonda
Ajo en Polvo (al gusto)
Orégano Seco (al gusto)
Albahaca Seca (al gusto)
Sal (al gusto)
Pimienta recién molida (al gusto)
3 Cucharadas de Aceite de Oliva

Preparación:

Primero debemos retirar la piel de los tomates, para esto calentamos agua en una olla grande y colocamos los tomates por 5 minutos, los retiramos de la olla y verán que en este punto la piel sale muy fácil.
Luego procesamos los tomates con ayuda de una licuadora, colamos para descartar las semillas y reservamos.
En una sartén caliente agregamos el aceite de oliva y sofreímos la cebolla hasta que este dorada.
Luego agregamos la carne molida, el orégano, el ajo, la sal y la pimienta, mezclamos bien y sofreímos hasta que la carne este dorada, reservamos.
Cocinamos los tomates en una olla grande a fuego bajo, una vez que cambien de color rojo claro a rojo intenso agregamos albahaca al gusto, cocinamos por una hora y agregamos la carne.
Cocinamos por 45 minutos más o hasta que la salsa tome una consistencia semi-espesa, en este punto se debe probar la salsa para verificar que este bien condimentada. Una vez corregida la salsa recomiendo agregar un poco de aceite de oliva extra virgen ya que este proporciona brillo y aroma.
Podemos servir esta deliciosa salsa con pastas, o utilizar para el pasticho, los calabacines, la musaka griega, las pizzas, etc.

Tips:

En algunos casos los tomates no son tan dulces, para corregir un sabor ácido proveniente de los tomates en la salsa bolognesa solo deben agregar una cucharadita de azúcar.
Si no estas en temporada de tomates, no descartes la posibilidad de usar los que vienen enlatados, ya que estos los cosechan en su mejor momento y siempre están ricos, además te ahorras un poco de tiempo a la hora de hacer la salsa ya que estos vienen pelados.
Si alguno de tus comensales es vegetariano, puedes sustituir la carne, por soya texturizada o carne vegetal, o simplemente descartas la carne y dejas la salsa cocinando durante 2 horas.
Esta salsa la puedes hacer en cantidades grandes, la separas en distintas porciones y la guardas en el congelador, así tienes salsa bolognesa lista para cualquier eventualidad.